Páginas vistas en total

martes, 12 de abril de 2016

Tu sonrisa por las mañanas

Lo mejor de llegar al trabajo, estaba nada más cruzar el portal, y era la sonrisa de Ana. Su saludo amable como si fuese nuestra amiga,y sin soltar la fregona. Como ella muchas otras, y otros pero sobre todo ellas. La dependienta del Golo Golo, la quiosquera del Mercamás de Rosalía, verdadera psicóloga del barrio y muchas otras más. Estas son las que yo conozco, que nos alegran la vida apoyadas en la caja del super, apoyadas en el cubo de fregar o mientras les compras gominolas o revistas. Pero Ana quizás no vuelva a sonreír. Su marido moría el viernes en un accidente laboral. Un policía la llamó y aunque nunca coge, aquel día cogió: "Su marido ha muerto, ahora la llamarán del 'Juzgao' y quizá la sonrisa de Ana se haya quebrado para siempre. Qué pena me da!!Ojalá sepamos ahora aminorar con nuestra sonrisa su dolor, como ella hizo siempre, aún sin saber demasiado de nuestros problemas cotidianos.

2 comentarios:

  1. Nunca sabemos cando vén a Peixeira a arrebatarnos un ser querido.

    ResponderEliminar
  2. A pena é cando a xente morre antes de tempo, este señor só tiña 48 anos.

    ResponderEliminar