Páginas vistas en total

domingo, 1 de febrero de 2015

La soledad del perdedor

La vida es cruel, y la política más.Cuando ganas todo va bien, todos se acercan a ti,casi se pegan, te agasajan, te alaban, y ensalzan.Pero el drama es perder, ya nadie te conoce, rehuyen tu compañía como si tuvieses la peste o el ébola. Eso lo sabe muy bien Feijóo.Cuando perdió muchos le rehuían como un apestado, ni una mirada,ni una palabra; que distinto a cuando ganó. Seguro que vio aquellas caras que antes torcían el gesto, como doblaban la cabeza y quizá también las rodillas a su paso.Y lo mismo hace ahora él. Apuntarse al ganador.Irse a A Coruña con un candidato ganador y dejar a Chema y a Elena solos ante el pelibro.Las derrotas siempre son huérfanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario