Páginas vistas en total

miércoles, 13 de junio de 2018

Llegar con la sangre fresca

Odio llegar a los escenarios con la sangre fresca. El problema es que es parte de nuestro trabajo. Cuánto más fresca  mejor. Y que nadie piense que no tenemos corazón. Se nos encoge el alma al ver el precinto policial, el cuerpo bajo la sábana o el papel metalizado, el serrín para empapar la sangre.
Sufrimos como los demás, quizás si no estuviéramos de este lado nunca veríamos estas noticias ni nos acercaríamos a estos macabros escenarios.
En muchos de estos sitios nos insultan, no fue el caso de hoy. Y nos insultan, también nos dan consejos de redacción, aquéllos que están allí por gusto, por diversión o por morbo, cuando nosotros vamos obligados a trabajar; quizás porque muchos como ellos pasan el día viendo este tipo de noticias en la tele y en la calle.

1 comentario:

  1. Debe de ser ben duro e inda por riba ingrato cando hai insultos polo medio.

    ResponderEliminar