Páginas vistas en total

lunes, 12 de diciembre de 2016

Cebrián

No me gustas Cebrián.Tu padre ya era un viejo facha a las órdenes de Franco.Y tú a tu manera también lo fuíste.Primero en Pueblo y luego en TVE, pese a estar aún en manos de la dictadura. Hay que irse metiendo ahí como sea te dijo tu cuñado y tu le hiciste caso.Pasándose la ética y la coherencia política por el forro de los adminículos.De ahí al País de la mano de Fraga, que orgullo eh? Entonces decíais que el viejo león de Vilalba era lo más moderno de la derecha franquista. Los siguientes años en El País no los puedo criticar Quizás hicisteis un producto para llenar el hueco de mercado que había; esa gente de izquierdas, o no, que añoraba la libertad.Y el periódico triunfó. Supersueldoa, cuentas en paraísos a nombre de tu mujer, regalos de empresarios dudosos, y ahora una deriva escandalosa hacia la derecha. Hacia esa derecha que te parió. Tú mismo reconociste que tus padres estaban en el bando de los que ganaron la guerra. Y tú en qué bando estás? En el de los que ganan siempre? No importa de qué modo. Ahora te sigue interesando que gané quién ganó para que nadie levante tus alfombras y vea que pasó. Y en tu vida personal también te apuntas a la moda, a lo que se lleva; por eso cambias de mujer cada veinte años, cuando se empiezan a arrugar, como las camisas. Cambiando de camisa y de mujer. Y yo pienso , quizás estés ahora donde siempre has estado en la derecha más radical: yo, me mí conmigo. Camisa limpia y mujer nueva cada vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario